Dic 30, 2015
administrador

El fracaso de la PSU y el resultado de la segregación en la educación Chilena.

psu imagenDesde hace algunos años que hemos venido constatando el rotundo fracaso de la educación Chilena en sus distintos niveles, cuestión que ha tensionado a trabajadores de la educación y a estudiantes  a movilizarse, de esta manera a través de los mismo procesos de lucha se han transformado en un actor relevante y dinamizador de las luchas emprendidas a lo largo y ancho de nuestro país y un ejemplo destacable para estudiantes de todo el mundo, incluso en donde actualmente se ha intentado exportar el modelo educacional Chileno. Es por este motivo que nos hemos querido detener en los sucesos recientemente ocurridos  con la prueba de selección universitaria (PSU), evaluación supuestamente transitoria instalada durante el año 2003 y utilizada para seleccionar a los estudiantes que ingresaran a la educación superior, con la intensión de analizar los resultados de dicha prueba publicados recientemente por del DEMRE y mostrar que son un ejemplo más del carácter profundamente elitista de la educación Chilena , el inevitable fracaso de las pruebas estandarizadas y el  desmoronamiento de la educación Chilena.

costotoptenRespecto a su carácter elitista podemos señalar que la educación tiene un carácter de clase, es decir  dentro del sistema educativo podemos distinguir una significativa separación entre los distintos tipos de establecimientos que están orientados a entregar educación de acuerdo al rol que las personas cumplirán en el sistema productivo (explotadores y explotados), En este sentido podemos ver claramente establecimientos diseñados para las grandes mayorías de estudiantes hijos de familias trabajadoras con escasas posibilidades de llegar a la educación superior o solo con la posibilidad de optar por carreras en universidades privadas, CFT o institutos profesionales[1],  correspondiente a compañero/as secundarios/as provenientes mayoritariamente de escuelas municipales o colegios particular subvencionados de las comunas más pobres de nuestro país y por el otro lado Colegios municipales de excelencia, Colegios particulares de alto costo para los ricos de este país con posibilidades reales de poder optar al lugar que deseen. Así lo demostró brutalmente la reciente publicación de los 100 establecimientos con mejor puntaje PSU, en el cual el 95% corresponde a colegios particulares pagados (qué concentran aproximadamente solo el 8% total de la matrícula en Chile)[2]. Otra bofetada es el costo de estos establecimientos donde el costo anual, en los 10 primeros, puede ascender hasta los 10 millones de pesos, y el promedio, entre estos diez, es de 5,5 millones de pesos anuales. [3]Cifras inimaginables para la realidad de nuestra clase.

Mientras tanto la cuestionada PSU, así como otras pruebas estandarizadas vienen hace bastantes años mostrando un claro retroceso, este año en términos generales hubo una caída rotunda en las respuestas correctas en las cuatro pruebas principales (Lenguaje, Matemáticas, Historia, Ciencias), un ejemplo trágico de esta situación fue que el promedio de respuestas correctas en matemáticas corresponden a solo el 35% (26 preguntas) de la Prueba[4], estos datos señalan que el promedio de estudiantes que rindieron la prueba no supera ni la mitad de las respuestas correctas,  clara manifestación de una problema en las habilidades que mide la prueba y  la baja calidad de la enseñanza que se agudiza cada año.

Además, los datos nos señalan que  del universo de estudiantes que rindieron la PSU este año,  más de la mitad (51,1%) sacó menos de 500 puntos y, peor aún, el 32% sacó menos de 450 puntos. [5]

Sin embargo la profunda  segregación que afecta la educación, también queda demostrada con los resultados de la reciente prueba, en donde   los mayores  afectados nuevamente son los estudiantes de liceos municipales, en donde el 71% de los estudiantes provenientes de estos liceos no alcanzo los 500 puntos en la prueba. Situación que no es muy diferente en uno de los sistemas más irracionales de financiamiento de la educación privada, es decir los colegios particular subvencionados en donde más de la mitad (54%) de sus estudiantes no alcanzo los 500 puntos, pese a vender un eslogan de ‘’educación de calidad’’ y contar con el financiamiento del Estado y de las familias[6].

En este sentido, si bien no es un tema nuevo, con los resultados en mano podemos constatar que la brecha entre privados y municipales se ha agudizado en estos últimos años, a pesar de todos los parches (ranking) que han buscado revertir dicho escenario, a continuación algunas cifras que grafican este hecho.[7]

brechapsu

Si nos preguntamos respecto a las medidas parches para disminuir la segregación observamos que el cuestionado ranking que buscaba favorecer a los estudiantes más postergados, no cumple su objetivo a cabalidad, según informaciones entregadas por la PUCV[8], el 40% de alumnos de escuelas municipales y el 45% de Colegios subvencionado no tuvieron bonificación alguna por el ranking, es decir su puntaje fue igual o más bajo a sus notas de enseñanza media.[9]

Otra gran medida anunciada por el Gobierno ha sido la famosa gratuidad, está ves extensiva a algunas instituciones privadas, otra gran cortina de humo para engatusar a las familias y a los miles de estudiantes que se verán beneficiados en sus estudios de educación superior, en este sentido nosotros como organización tenemos posición y no negamos la posibilidad que brinda a los estudiantes más pobres  que ni siquiera lograron alcanzar los 500 puntos mínimos para postular a una beca ministerial y que hoy podrán estudiar, no obstante consideramos que los costos son aún más graves ya que perpetúan, agudizan y naturalizan la lógica de financiamiento del negocio de la educación privada, a la vez que se posterga una verdadera reestructuración, es así como los bolsillos de una parte del pueblo chileno sufren el tener que llevar a sus hijos a preuniversitarios para resolver las insuficiencias de la educación pública,  mientras que otros van prácticamente desarmados a esta desigual batalla por obtener un cupo en alguna universidad de prestigio. Es el fracaso de la educación chilena que se desmorona ante nuestros ojos, a pesar de los parches y medidas para mantenerla en pie.

Las posibilidades concretas de las grandes mayorías de estudiantes de liceos municipales o periféricos (subvencionados) no logran llegar o mantenerse en la educación superior, mientras que un número logra endeudarse para continuar sus estudios alimentado el negocio de la educación privada y los mínimos logran rasguñar los beneficios otorgados por el estado para estudiar en alguna Universidad del Estado, podemos concluir que de igual manera el fin de esté viaje es prácticamente el mismo, engrosar las filas del proletariado calificado y no calificado.

En esta jornada de puntajes nacionales, postulaciones a universidades de prestigio privadas o estatales, saludamos a los compañeros/as de nuestra clase que han logrado sobrepasar los obstáculos, pero principalmente nos abanderamos con aquellos quienes con calculadora en mano, nerviosos por la incertidumbre enfrentan este proceso solos y también en quienes no cabe posibilidad de seguir sus estudios, nos abanderamos con los que sufren las consecuencias de una educación que pavimenta el camino a quien tenga la cantidad de dinero suficiente para recibir una buena educación e instala desde el primer momento una carrera de obstáculos incalculable a los hijos y las hijas de la clase trabajadora. Los mismos que sufren día a día consecuencias de una educación elitista y de segregación, los que se les ha prohibido soñar, forjar sus conocimientos y habilidades, aquellos compañeros y compañeras que para nosotros representan la esperanza de construir un futuro alegre y próspero para todos y todas.

En esta jornada declaramos una lucha abierta contra la educación de mercado, la falsa gratuidad y desmunicipalización y exigimos el fin a las pruebas estandarizadas (PSU, SIMCE) y las soluciones “parche” para ingresar a la universidad (RANKING, NEM) que miden conocimiento por memoria y no por comprensión. Y que además integre la educación cívica y sexual en los establecimientos.

 

SI LA EDUCACIÓN DE MERCADO SIGUE EN PIE, SECUNDARIOS ORGANIZADOS HASTA VENCER

JUVENTUD REVOLUCIONARIA POR EL PODER POPULAR

[1] Nos referimos a las mayorías y no a la totalidad de los estudiantes hijos de familias trabajadoras, ya que algunos logran romper la segregación y alcanzan la posibilidad de estudiar en alguna universidad del Estado.

[2] La Tercera, Lunes 28 de Diciembre 2015.

[3] http://psu.biobiochile.cl/notas/2015/12/29/cuanto-cuesta-estudiar-en-los-10-mejores-colegios-de-chile.shtml

[4] El Mercurio, Lunes 28 de Diciembre 2015.

[5]  www.biobio.cl / http://psu.biobiochile.cl/notas/2015/12/28/mas-de-la-mitad-de-los-estudiantes-que-rindio-la-psu-saco-menos-de-500-puntos.shtml

[6] La tercera. Lunes 28 de Diciembre.

[7] http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20151227/pags/20151227154210.html

http://www.emol.com/noticias/Nacional/2015/12/27/765666/Balance-PSU-Colegios-pagados-logran-hasta-138-puntos-mas-que-los-municipales.html

[8] Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

[9] http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=28-12-2015%200:00:00&dtB=28-12-2015%200:00:00&BodyID=3&PaginaId=7

 

Leave a comment

Jrp3 Chile